Blogia
Ni una gota de optimismo

¿Qué es realmente el macho alfa?

El siguiente artículo va dedicado a mi nuevo amigo Moises García, quien hace poco me enseñó la prudencia que reside en el hecho de pensar antes de hablar (de más está decir que no pienso hacer caso alguno de tal conocimiento).

 

Por mucho que los neodemócratas postcaidadelmuroberlinistas nos intenten hacer creer que en estado actual de las cosas todos somos iguales (igual de insignificantes cabría añadir) lo cierto es que no es cierto. Desde el Calcolítico todas las sociedades humanas han debido de dotarse de un líder para sobrevivir: las animadoras tienen a su capitana sifilítica pustulante, los americanos a su nuevo kuntakinte, los granhermanistas a su Mercedes Milá… hasta la hidra de 7 cabezas tenía su testa dominante (cabría hacer un simil parecido con nuestro Partido Popular). Todos los colectivos tienen un líder debido a la natural incompetencia inherente a las masas. Por separado somos independientes (incluso en los casos de más completa estupidez), pero juntos pecamos de vulnerabilidad solo curable encomendándonos al más mejor de nosotros. Ése es el macho alfa que hoy nos ocupa.

 

Las cualidades que ha de tener esta cápita visible son variadas y variables: no bastará solo con que sea fuerte, además tiene que ser decidido; no solo ha de ser inteligente, también habrá de ser listo; no será suficiente con que esté buena, además debe de estar dispuesta a ser una zorra.

Mientras el dominio no se vea discutido y a la vez no sea demasiado evidente todo irá bien. Sin embargo el líder deberá asentar su poder con todos los medios a su alcance para asegurar su hegemonía. La llegada de un nuevo elemento díscolo, discordante y disconforme con la jerarquía establecida supondrá una amenaza a tener en cuenta. Dado el caso, el líder se servirá de los diferentes instrumentos a su alcance para procurar la asimilación del nuevo elemento y, en caso de fracaso de estos mecanismos, su destrucción. De ambas posibilidades está nuestra sociedad llena: el hispano de coleta de las últimas temporadas del Equipo A, la cadena de bricolaje AKI ante el hegemónico Leroy Merlín y Marcelino Iglesias en el actual reino de Aragón capitaneado por su majestad don José Ángel Biel para la primera; el afán expansionista de los argentinos en las Malvinas, el movimiento hippie primaveral de Praga ante los tanques soviéticos o el que suscribe jugando al Risk contra el cabrón tramposo del señor Moisés García.

 

Mi consejo en este campo es la prudente observación del desgaste ajeno, porque si hay algo que ha caracterizado a todos los machos alfa de la historia es su continua alternancia en el poder. Como dicen los musulmanes: “siéntate en la puerta de casa y verás el cadáver de tu enemigo pasar”. (y si alguien entiende que quiere decir esta solemnidad por favor que lo anote a continuación).

 

Salud y onanismo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Perico Los Palotes -

Macho Alfa, veo tan solo bikinis rosas a topos blancos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres