Blogia
Ni una gota de optimismo

¿Está la tele también al servicio del feminazismo esterilizante?

Últimamente escribo muy poco, lo se. Pero es que se me acumula el trabajo de un máster que me arrepiento de haber hecho con la premura con la que necesito obtener ingresos lo antes posible y todo esto, claro, pues lleva su tiempo…

 

No obstante el otro día vi algo que me perplejó: la serie de Numbers de la Sexta. Para los no iniciados comentaré que es una teleserie en la que un equipo criminalístico (por cierto, os habéis fijado en que últimamente no hay más que series de polis) se vale de un matemático para resolver crímenes. Adonde vamos a llegar, al final van a usar historiadores para evitar pandemias y no se si me sentiré halagado u horrorizado. El caso es que el matemático en cuestión (un tío que es el hermano pequeño y feo del iraquí de la serie de perdidos) utiliza las matemáticas para algo útil en la vida real (así de fuerte) y se dedica a predecir asesinatos y atentados basándose en cálculos que hace sumando y restando calorías a su dieta… y los guionistas de jolibud, unidos al sistema educativo español actual, consiguen que nos creamos que hasta tiene sentido.

 

El caso es que en un capítulo del otro día el pendejo del protagonista moja con una tía buena (contradiciendo 67 capítulos de descarada homosexualidad). No solo moja, sino que el tío se enamora (un matemático!!!). Ya acaba el capítulo y se ve al prota y a su chica paseando, tras resolver el crimen del capítulo en cuestión, todo cariñosos cogiéndose de la mano. Pero tienen un problema: el tío vive en una población cuyo nombre no recuerdo en Estados Unidos y la tía vive en Inglaterra  (contradiciendo la opinión generalizada de que las inglesas son todas feas de cojones). Y ahora viene lo mejor. El tío se declara y le dice que está dispuesto a renunciar a su trabajo, el contacto con su familia y los pocos amigos que tiene fuera de Internet por estar con ella (hay que estar podrido por dentro para que esta escena no te arranque alguna lágrima). Ya tienes el corazón en un puño y aguantas la respiración y la tía, le mira a los ojos y le suelta que su estancia juntos ha sido maravillosa pero… y en ese momento el tío pone cariñosamente su dedo índice en sus labios, la mira a los ojos y la dice con evidente sufrimiento debido al rechazo que la entiende, que tal vez lo mejor sea dejarlo y tener un buen recuerdo. La tía le coge las manos y le suelta que hay otra persona, que llevan tiempo saliendo en Inglaterra y que pese a su romance ha sido una experiencia preciosa, no puede hacerle eso a su boy inglés. Una vez más, nuestro abnegado prota la mira a los ojos y le dice (¡sinceramente!) que espera que sea feliz. Se dan un abrazo y se separan.

 

Ahora os propongo yo que analicemos la situación desde otra perspectiva. Imaginemos a una chica superemocionada porque se acaba de enamorar de un hombre bueno; que le promete renunciar a todo lo que tiene y quiere solo por estar con él; que sus ojos totalmente húmedos delatan la emoción de la importancia del momento que está viviendo… y entonces el tío le suelta que, a fin de cuentas, un polvo es un polvo y que estuvo muy guay, pero que está comprometido con otra persona y que, pese a que su historia de amor ha sido muy bonita, se tiene que ir ya, que tampoco quiere molestar.

 

¿De verdad la tía lo hubiera entendido? ¿de verdad todos los espectadores no odiaríamos a ese cabrón? ¿de verdad no querríamos que ese cerdo musiese en el avión de vuelta a su país? ¿de verdad todas las mujeres no tendrían un motivo más para odiar a los hombres?

 

Sin embargo la serie acabó como os he contado y a todo el mundo le parece bien. Esto es lo que trae la igualdad de género compañeros. ¿Sabéis lo que un hombre de verdad le hubiera dicho a la inglesa?: pues si te pones así una cosa te voy a decir: tengo hepatitis.

 

Pero claro, ahora vendrán los puristas y me tacharán de radical

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

enciso -

Sera zorra la tia, perdon por bajar el nivel intelectual del blog, pero mi unica opinion es q la tia es una zorra y q solo estaria bien en una hoguera, lo de la relación se dice antes y asi te propongo cosas sexuales sucias sabiendo q con esa boca no besaras a mis hijos,

MORALEJA: ZAS en toda la boca
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

millertime -

Actualmente en la sexta podemos ver: numbers, caso abierto, navy: investigación criminal, el mentalista, bones y JAG.

La variedad en la temática de las series de la cadena del humor no puede ser mayor. Las seis series van de policías y no se cual de todas es más absurda… bueno sí lo se, Navy es con diferencia la más absurda.

Qué decir tiene que no veo ninguna, sólo he visto un trozo de bones, otro de JAG y una vez vi un capítulo de Navy. Del resto sólo he visto los anuncios y me parecen todas una mierda.

Todas son iguales y previsibles. Parecen escritas por un tío que se ha leído el “¿cómo escribir el guión de una serie policíaca en 10 minutos?”.

Respecto al tema que planteas tienes que tener en cuenta que eso no pasa en la realidad y, si pasase y la tía le plantease eso mismo, el tío tendría dos opciones (y en las dos quedamos como cerdos, que es lo que somos… y a mucha honra):
A. Comportarse igual que el de la serie y dejarla marchar pensando: “¡de puta madre! ¡Me he tirao a una inglesa que está buena y además quedo como un hombre dulce y sensible!... lástima que mi estrategia de decir que me iré a vivir con ella a Inglaterra no ha servido para tirármela otra vez.
B. Provocaría una situación en la que los dos llorasen a tope y se abrazarían mientras él, cariñosamente, empujaría la cabeza de la tía cada vez más hacia abajo.

Por otro lado, si la situación se plantease de forma contraria y fuese el tío el inglés y la tía la matemática, sólo quedaría igual si el tío fuese guapo y la tía un adefesio. Y es que, en todas las situaciones de la vida tiene razón el que tiene el poder y si pasa de otra manera resulta poco creíble y queda mal. La tía tiene el poder porque es la que dice cuando se folla y cuando no, excepto en el caso en el que el tío sea un “latin lover” y la tia “betty la fea”.


Moraleja: si necesitas dinero y utilizas la tele para ver numbers… vende tu tele.


Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres